El parque

El Parque Marino fue creado para proteger los arrecifes de coral que rodean las islas frente a la costa, y fue declarado parque nacional en 1989 para proteger a las criaturas que emigran para su reproducción y nutrición.
Se llama así por las ballenas jorobadas que vienen aquí para reproducirse, y por la “cola de ballena” de Punta Uvita, un característico tómbolo de arena que se extiende hasta una barrera rocosa que, vista desde lo alto durante la marea baja, adopta la forma de una cola de ballena.

El parque está a unos 180 km de San José, 18 km de Dominical y unos 500 metros de Dolce Uvita.