ABRA SUS OJOS

…Imagínese un lugar donde la gente siempre sonríe.

Un lugar tan rico de espacio para incluir la naturaleza más espectacular que el trópico puede ofrecer y al mismo tiempo tan pequeño que permite viajar en el arco de un día de un océano a otro.

Un país con arroyos, ríos, cascadas, bosque vírgenes impenetrables y parques nacionales protegidos donde se pueda pasear en paz.

También volcanes activos, altas montañas como los Alpes y tierras soleadas pero nunca desoladas.

Bosques húmedos, secos, nublados, montañosos, con más animales, flores y plantas de las que pueda imaginar.

Fíjese en el sonido del viento, el canto de los pájaros, el agua burbujeante.

Y luego mírese en una hamaca estirada entre dos palmeras al mar mientras escucha reggae y calipso en el lento ritmo caribeño. O mientras se pierde por las largas costas del Pacífico.

Siéntase deportivo e imagínese poder elegir entre practicar surf o rafting, ciclismo o parapente, equitación o trekking.

Ahora abra sus ojos. Bienvenido a Costa Rica.

 

(Bepi Costantino)