Al concluir un día intenso de excursiones y deporte, ¿qué más pedir que un descanso en la piscina y jacuzzi de Dolce Uvita?

Ubicadas entre el verde de la naturaleza, rodeadas por plantas y flores, representan un precioso rincón de relax para recuperar las energías y prepararse para nuevas aventuras, acunados por el sonido de nuestra catarata.